Claves para acertar en el maridaje de vinos y comida

El maridaje de vinos y comidas es uno de los grandes placeres de la gastronomía, una forma de potenciar ambos sabores, haciendo de ello toda una experiencia satisfactoria.

A la hora de maridar, no existen reglas buenas ni malas, ya que es bastante subjetivo. Depende de la forma en la que percibimos los colores, aromas, sabores y texturas de los alimentos. Sin embargo, si que hay ciertas convenciones fundamentales que te ayudarán a acertar con el maridaje de vinos y comida.

A continuación te damos las claves para dar con el vino ideal para cada plato, o con el plato ideal para cada vino. ¡Vamos allá!

Claves para acertar en el maridaje de vinos y comida

A la hora de pensar en la armonía, tenemos que considerar el conjunto de sensaciones que nos procuran el vino y la comida: los sabores (ácido, salado, dulce, amargo), las sensaciones táctiles y químicas (la textura, el picante), la temperatura (que modifica mucho nuestra percepción) y los aromas.

En general , la mayor parte de las armonías se suelen establecer por asociación o complementariedad:

  • De colores: blancos con pescados blancos, tintos con carnes rojas
  • De sabores: postres dulces con vinos dulces
  • De sensaciones: alimentos grasos con vinos tánicos
  • De aromas: alimentos ahumados con blancos de barrica
  • De intensidad: platos fuertes con vinos con cuerpo.
  • De contrastes: algunos quesos azules, con algunos vinos dulces me han proporcionado algunos de los mayores momentos de placer enogastronómico

Descubre 8 curiosidades sobre el vino

Como ya hemos comentado, no existen fórmulas definitivas ni reglas inamovibles, y que siempre ha de primar la curiosidad y la búsqueda del placer, algunas parejas de hecho podrían ser las siguientes:

Maridajes y selección de vinos para cada grupo de alimentos

  • Encurtidos y frutos secos: combinan con vinos generosos, como los vinos de jerez en sus variantes, los oporto y madeira pasados por barrica y el marsala italiano.
  • Quesos: en general, es posible asignar a los quesos tiernos y grasos los vinos blancos con cuerpo o bien secos ligeros, e incluso algo dulce que sea suave; para los quesos azules, potentes de aroma y sabor, lo mejor es escoger tintos de tono ligero pero afrutado, o bien tintos medios, es decir variedades potentes, pero sin barrica; y los quesos curados y muy curados aceptan, en cambio, los tintos potentes y maduros, pasados por barrica.
  • Ensaladas: tanto el rosado como el blanco seco con aroma frutal, pero no los vinos con toque dulce.
  • Paellas y arroces: blancos ligeros y secos, con aromas frutales, pero no demasiado dulces. Otra opción es usar tintos ligeros de grado bajo, pero con aromas y algún penedés.
  • Mariscos: los vinos blancos casan en general a la perfección con el marisco, incluso los dulces y florales como el albariño. Desde blancos secos y ácidos, a otros untuosos y pasados por barrica, e incluso rosados.
  • Carnes: las carnes rojas casan perfectamente con vinos curtidos y maduros como los riojas y riberas; las carnes blancas maridan bien con vinos blancos secos, pero no ácidos; y las carnes frías funcionan perfectamente con blancos secos y tintos ligeros.
  • Pescados: los pescados blancos combinan bien con los blancos secos ácidos o los rosados; y los pescados grasos casan con vinos blancos mediterráneos o con tintos ligeros.
  • Legumbres: son un gran maridaje para el vino tinto, su elección dependerá de su intensidad.
  • Postres dulces: para disfrutar de un momento dulce, es preciso elegir un vino dulce. El moscatel, la mistela o la malvasía, pasando por un riesling alemán de grado, un sauternes francés o un tokaji húngaro son perfectos para los postres.
  • Chocolates y postres de cacao o café: en este caso, un vino potente y con cuerpo, no demasiado afrutado.

Temperaturas óptimas para el servicio de los diferentes vinos

Para disfrutar de una experiencia completa, no te olvides de lo importante que es la temperatura. Para ello te dejamos esta pequeña guía que, de seguro, te resulta útil:

  • Blancos jóvenes: 8º C
  • Blancos dulces: 6-8º C
  • Blancos con barrica: 10-12º C
  • Rosados / Cavas: 6-8º C
  • Tintos jóvenes, ligeros: 12-14º C
  • Tintos potentes, con cuerpo: 14-16º C
  • Tintos con crianza: 16-18º C

¿Aún no conoces nuestra referencia en vinos? Consulta nuestro catálogo online. ¡Buen provecho!

La clave para un maridaje perfecto: Un buen producto

El mejor consejo que te podemos dar para asegurar que tu maridaje sea perfecto, es que trabajes desde el principio con productos de la mejor calidad. De esta forma, evitaras sorpresas desafortunadas.

Por eso, en Distribuciones Merino Soto trabamos con marcas de reconocido prestigio para ofrecer en Linares y provincia de Jaén los productos para restaurantes de la más alta calidad y variedad. Porque todo buen chef sabe, que para elaborar deliciosos platos, necesita de buena materia prima que otorgue sabor y calidad a sus elaboraciones.