Cómo elaborar una carta de vinos

En muchas ocasiones la carta de vinos es tan extensa que se nos hace casi imposible escoger entre tantos. Al final, el cliente opta pedirle consejo al camarero o sumiller abrumados ante tantas posibilidades.

Recuerda que la carta, tanto de comidas como de bebidas, es el reflejo de la personalidad de tu restaurante. Entonces, ¿cómo elaborar una carta de vinos perfecta?

Cómo elaborar una carta de vinos

Las cartas de vinos recogen marcas, denominaciones de origen, tipos de vinos, muchos de ellos desconocidos para el cliente. No es necesario que, para ser buena, la carta contenga los vinos más caros ni el mayor número de referencias para. La clave está en realizar la selección de vinos disponibles en función de las características del local, la ubicación y el público objetivo.

  • El lugar donde está ubicado el restaurante o local: es importante hacer más énfasis a los vinos de la región.
  • El tipo de restaurante o local: no podemos hacer una carta desproporcionada al tipo de negocio o sin asociación al proyecto de venta de producto.
  • El personal que vende el producto: no siempre, el personal de sala está cualificado o capacidad para vender el vino. Por ello, también se debe tener en cuenta a la hora de elaborar la carta, como localizar el producto, como venderlo, etc.
  • El espacio físico dedicado al vino: la bodega, el almacén, neveras y cámaras, estanterías, etc. así como sus condiciones de conservación.
  • El perfil del cliente: dependiendo del precio en conjunto del producto global que se vende en el negocio, se elaborará la carta de vinos, teniendo en cuenta el poder adquisitivo del cliente, cultura e inquietud por el vino, nacionalidad, rango de edad, etc.

A no ser que se trate de un local especializado en vinos, el protagonista del restaurante debe ser su oferta gastronómica.

Una carta de vinos correcta debe presentar:

  • El tipo de vino (color).
  • El nombre de la denominación de origen o zona de producción.
  • El nombre del vino y de la bodega.
  • La añada.
  • El precio por botella (tamaño de la botella) o por copa.
  • La variedad/es de uva.

Diseño de cartas de vino

La estructura más común en el diseño de una carta de vinos es la clasificación en función del tipo de vino. Luego, ordenados según el consumo a lo largo del menú. En primer lugar se ofrecerán los vinos blancos, seguidos por los rosados y después los tintos. En último lugar irán los espumosos y los dulces. Dentro de cada categoría los vinos deberán ir ordenados en función de su denominación de origen.

Dependiendo del tipo de restaurante, podemos añadir una selección de vinos internacionales o destacar aquellos de la región en la que se encuentre nuestro local.

A la hora de detallar las características de cada vino de nuestra carta, tendremos que tener cuidado de no saturar al cliente con demasiada información si nuestro público objetivo no es experto en vino.

¿Aún no conoces nuestra referencia en vinos? Consulta nuestro catálogo online. ¡Buen provecho!

La clave para un maridaje perfecto: Un buen producto

El mejor consejo que te podemos dar para asegurar que cata de vinos sea perfecta, es que trabajes desde el principio con productos de la mejor calidad. De esta forma, evitaras sorpresas desafortunadas.

Por eso, en Distribuciones Merino Soto trabamos con marcas de reconocido prestigio para ofrecer en Linares y provincia de Jaén los productos para restaurantes de la más alta calidad y variedad. Porque todo buen chef sabe, que para elaborar deliciosos platos, necesita de buena materia prima que otorgue sabor y calidad a sus elaboraciones.