Como elegir un buen queso para tu restaurante

Buena pregunta, ¿verdad? Elegir un buen queso para tu restaurante, bar, cafetería o pizzería es muy importante para no gastar de más ni quedarte sin clientes en cuatro días. Y es que el mundo queso es tan ancho, alto y profundo como el mundo del jamón, el del aceite, el del pescado, el de la carne

Pero vayamos por pasos. Hoy te vamos a hacer descubrir este maravilloso producto tan versátil: el queso.

Como elegir un buen queso para tu restaurante en Jaén, Distribuciones Merino Soto

¿Sabes que al año los españoles consumimos cerca de 350 millones de kilos de queso? Pero además de país consumidor de queso, España es una de las naciones estrella en cuanto a producción de buenos quesos ya que nuestro país es el primer productor de leche de vaca de Europa y el segundo en producción de leche de cabra. ¿El resultado?: más de 150 variedades de queso diferentes y 32 DOP o Denominación de Origen Protegida.

Con estos datos a la vista no es de extrañar que los restaurantes, bares y pizzerías tengan que incluir en sus menús diferentes tipos de quesos. Y ahí, precisamente, está el quid de la cuestión: en elegir el queso más adecuado entre una oferta tan amplia como sabrosa.

El aroma, origen, sabor, aspecto y posibles maridajes son características a tener en cuenta antes de comprar un queso.

1. La materia grasa

Como sabes, el queso en general tiene una cantidad de materia grasa que debe aparecer reflejada en su etiqueta. Que un queso tenga más o menos porcentaje de grasa no quiere decir que sea más o menos bueno, pero es un dato que te interesa conocer para utilizar mejor el producto.

Así, teniendo en cuenta el porcentaje de materia grasa de un queso, distinguiremos entre:

  • Queso extra graso: con un porcentaje aproximado del 60 % de materia grasa.
  • Queso graso: con un porcentaje máximo del 45 % de materia grasa.
  • Queso semigraso: porcentaje máximo del 25 %.
  • Queso desnatado (o mal llamado “light”): queso cuyo porcentaje máximo de grasa ronda el 10 %.

La grasa que contenga el queso determinará no solo su aroma y sabor, sino también su textura en boca cuando lo sirves en forma de tapas y de raciones y, muy importante, su versatilidad para utilizarlo en tu cocina industrial como base para elaborar salsas, gratinados, etc.

Toma nota de esta máxima: cuanto más graso sea el queso, más versátil, rentable y útil te resultará para tu negocio de restauración.

2. El color

Una forma rápida y sencilla de elegir un buen queso para tu negocio de restauración es fijarte en las diferentes tonalidades de color que debería tener un queso de calidad.

Según los maestros queseros, un producto de buena calidad debe presentar un color uniforme y, muy importante, no tiene que haber un cambio de tonalidad entre el centro del queso y el borde. Si al lado de la corteza del queso hay una zona más clarita, a ese queso le falta algo de maduración, un dato que es importante a la hora de pagar más o menos por el producto.

3. La corteza

Uno de los problemas de comprar quesos enteros es que no se puede detectar cambios de tonalidad en el interior y tampoco se puede verificar que no haya grietas o partículas de moho. Sin embargo, en loq que si puedes fijarte es en la corteza.

Que la corteza del queso esté lleno de grasa es un síntoma de que el queso ha sufrido subidas y bajadas de temperatura, bien por fallos en la manipulación del producto, porque se han respetado las condiciones óptimas de almacenamiento y conservación, porque ha pasado demasiado tiempo dentro del circuito de de distribución, etc.

Esta presencia de grasa en el exterior de la corteza no es solo un problema estético, también influye en el sabor del queso (rancio, ácido, etc.) y en el tiempo que tendrás para utilizarlo en tu cocina, tenerlo en las vitrinas expositoras o servirlo a tus clientes.

4. El sabor

Un consejo: no elijas una partida de quesos para tu restaurante o cafetería sin probar antes el producto. Parece una perogrullada, pero no lo es.

Si personalmente no te gusta nada el queso, delega este trabajo en tu cocinero, tu camarero o tu mejor amigo. Al probar el queso, no solo estarás detectando si tiene un sabor más o menos fuerte o intenso, también percibirás si deja un extraño regusto picante o amargo después de masticarlo. En ese caso, deséchalo.

5. Con qué alimentos vas a maridar el queso

  • Queso parmesano con vinos tintos jóvenes o blancos suaves.
  • Queso fresco con vinos blancos ligeros y secos.
  • Queso semicurado (manchego, idiazábal…) con vino blanco seco con cierta crianza.
  • Quesos curados o muy curados (manchego, castellano..) con vinos de crianza con cuerpo o blancos fermentados en barrica.
  • Queso de tetilla, brie… con vinos jóvenes (blanco o tinto) ligeros y afrutados.
  • Quesos azules (gorgonzola, cabrales…) con vino tinto reserva o con vinos olorosos y amontillados.
  • Queso de cabra con vino blanco seco y afrutado
  • Quesos cremosos, de untar con vino tinto joven afrutado y ligero

Descubre nuestro catálogo de quesos para restaurantes.

Merino Soto, distribuidores para hostelería en Jaén

El mejor consejo que te podemos dar para asegurar que tu plato sea perfecto, es que trabajes desde el principio con productos de la mejor calidad. De esta forma, evitaras sorpresas desafortunadas.

Por eso, en Distribuciones Merino Soto trabamos con marcas de reconocido prestigio para ofrecer en Linares y provincia de Jaén los productos para restaurantes de la más alta calidad y variedad. Porque todo buen chef sabe, que para elaborar deliciosos platos, necesita de buena materia prima que otorgue sabor y calidad a sus elaboraciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar pulsando el botón "Configurar".
Ver política de cookies
Aceptar todas
Rechazar
Configuración de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para fines analíticos y para mostrarle publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Para más información consulte la política de cookies. Puede aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar" o rechazar o configurar pulsando el botón "Configurar".
Ver política de cookies
Aceptar
Configuración de cookies
Rechazar