Guarniciones para Carnes

Las guarniciones para carnes es un elemento esencial para mejorar cualquier tipo de carne, tanto como las salsas. Una simple pieza de carne puede transformarse en el mejor manjar del mundo si lo sirves acompañado de una exquisita guarnición.

La guarnición no tiene por qué ser complicada o demasiado sofisticada, basta con cuidar la presentación y elegir la más adecuada para que combine bien con el ingrediente principal.

A continuación te damos algunas ideas de guarniciones para carne para un plato de 10.

Guarniciones para carne asada

Verduras a la plancha o salteadas

Unas zanahorias baby cortadas en rodajitas y salteadas o unos guisantes cocidos y pasados por la sartén, son una guarnición perfecta para el redondo, la espaldilla y cualquier receta de carne asada y cortada en lonchas o rodajas. Para otros asados de carne, quedan muy bien también las verduras salteadas, a la parrilla o en el horno.

Puré de patatas, guarnición para carnes

También puedes preparar una guarnición de puré de patatas, simplemente cocidas, peladas y aliñadas con un poco de sal, pimienta y un pegote de mantequilla. Resulta perfecto con el rosbif, el lomo y otras carnes similares. El puré de patata siempre gusta como guarnición.

Frutas

Las manzanas son ideales para utilizar en guarniciones. Tanto en compota como salteadas en mantequilla,  las manzanas complementan perfectamente las recetas de carne asada y además, ayudan a aligerar la carga calórica del plato. Si las cortas en gajos y las confitas, pueden sustituir a las patatas con un resultado magnífico.

Guarniciones para carne a la brasa o a la parrilla

Ensalada rusa

Nadie sabe exactamente porque le dicen rusa a esta ensalada, pero es casi una tradición incluirla en los asados. Se trata de una guarnición compuesta de patatas hervidas y cortadas en cubos, zanahorias, guisantes, huevos duros y mayonesa.

Ensalada mixta

Lechuga, cebolla morada, tomate… Es una ensalada liviana y simple que deja el protagonismo a la carne tanto en cuestión de sabor como en el estómago.

Otra opción liviana que deja el protagonismo del plato a la carne, la ensalada de hojas verdes también es una excelente guarnición para carne a la brasa o a la parrilla. Compuesta únicamente de rúcula, lechuga criolla, lechuga mantecosa y lechuga morada, no necesita más condimento que un poco de aceite de oliva, pimienta negra, limón y sal. Sencilla, liviana y saludable, ¡nada mejor que eso!

Arroz

El arroz cocido resulta una buena guarnición para carne asada, en especial para acompañar al pollo, al pavo y a las carnes más blancas como la ternera, aunque también le va bien a piezas de carne roja asadas o a platos contundentes como el codillo o como el osobucco en salsa de oporto y frutos rojos.

Guarniciones para carne roja

Patatas

Las patatas son uno de los productos más habituales para las guarniciones. Desde las clásicas patatas fritas, cortadas en rodajas, palitos o gajos, las patatas asadas en el horno,  o las patatas asadas tipo a la panadera que cocinamos con el propio asado, siempre son un éxito en la mesa.

Cebollas caramelizadas

Con una guarnición de cebollas le pondrás a tus asados un toque único de sabor. Utiliza cebollitas francesas. Córtalas en trozos y rehógalas en mantequilla un par de minutos. Después añade azúcar moreno (2 cucharadas por cada 25 g de mantequilla). Tapa el recipiente y deja que cuezan a fuego bajo hasta que estén caramelizadas.

Setas, espárragos, chalotas

Hay otros muchos ingredientes que podemos utilizar para nuestras guarniciones para carne. Las setas, los espárragos, las chalotas o los pimientos son perfectos para complementar una carne roja.

¿Cuáles son los puntos de la carne?

Guarniciones para carne al horno

Champiñones

Los champiñones y las setas son productos que vienen genial para acompañar muchos platos, y entre ellos las carnes. Puedes hacerlo de muchas formas como salteados, acompañados de un aliño de hierbas aromáticas o con una deliciosa salsa de ostras y queso ahumado. También puedes hacerlos en escabeche de vino y soja. ¡Realmente delicioso!

Legumbres

Si no te sientan mal las legumbres y puedes comerlas es una idea acompañar las carnes, con ellas. Utiliza, por ejemplo, los garbanzos cocidos o en forma de humus, como guarnición. También puedes realizar una combinación de legumbres variadas como lentejas, judías o garbanzos. A la hora de servir no lo hagas en mucha cantidad, para que la digestión sea más sencilla.

Semillas y cereales variados

Algunas ideas que estarán deliciosas con carne son las ensaladas de arroz, las cuales aportan un toque refrescante y aligero a los platos. Un buen risotto quedará más que delicioso como acompañamiento. También se puede hacer arroz con setas al azafrán pues quedará sabrosísimo y muy aromático.

Otras recetas que se pueden hacer son la sémola o bien el tabulé de cuscús con granada u otra cosa que te guste. Las semilla y los cereales se pueden utilizar de diversas formas en la cocina, para servir como guarnición.

 

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?